A veces, la frontera entre la realidad y la pesadilla es difusa. ¿El final de tu pesadilla? ¿O sigues en ella? Comprendes, de repente, el valor de lo vivido. ¿Simples recuerdos?

Corto finalista en la sección Cine en el Concurso Fundación Mapfre “Vive para cumplirlo”. 2008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + diecisiete =