VLOS, esa palabra tan rara que seguro que le suena tanto a los aficionados a los drones, tiene que ver, entre otras cosas, con la distancia máxima a la que puedes volar tu dron.

VER VIDEO

VLOS son las siglas de Visual Line of Sight, lo que conocemos como dentro del alcance visual del piloto.

El Real Decreto 1036/2017, que regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto, establece el alcance visual del piloto en 500 metros, como máximo, y una altura máxima de 120 metros desde el obstáculo más cercano al suelo. 

Si tenéis dudas sobre la altura máxima a la que podemos volar nuestro dron, aquí os dejo un enlace al video donde os lo explico de manera sencilla.

Sin embargo, con respecto a VLOS, la normativa europea, es decir, el REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2019/947 DE LA COMISIÓN de 24 de mayo de 2019 relativo a las normas y los procedimientos aplicables a la utilización de aeronaves no tripuladas, no especifica en ninguna parte, cuál es la distancia máxima del alcance visual. Dice exactamente esto:

“Operación dentro del alcance visual» («VLOS»): tipo de operación de UAS en la que el piloto a distancia puede mantener un contacto visual continuo con la aeronave no tripulada sin la ayuda de instrumentos, y puede controlar la trayectoria de la nave con el fin de evitar colisiones con otras aeronaves, personas y obstáculos.”

No habla de distancia máxima, básicamente se confía en la agudeza visual del piloto.

Prueba de distancia VLOS

¿Y si hiciéramos la prueba de ir alejando el dron hasta que justo lo pierda de la vista, para comprobar hasta qué distancia lo veo, es decir, hasta cuanto en distancia cumplo con el VLOS?

Pues para ello, he estudiado el terreno a través de Google Earth de la zona de vuelo donde haré la prueba, para asegurarme de que no sobrevuelo viviendas ni infraestructuras ni grandes obstáculos, como tendidos eléctricos, etc.. 

Sobre el estudio del terreno antes de volar, disponéis de otro de mis videos en mi canal, os dejo el enlace por aquí.

Antes de empezar la prueba VLOS, aparte de estudiar el entorno es necesario que tengamos en cuenta las limitaciones que pueden afectar a la correcta visualización del dron mientras lo volamos son:

  • Las condiciones climáticas, como La lluvia, la niebla o la nieve
  • La luminosidad: La falta de luz, o el exceso de luz nos puede afectar a nuestra visión
  • Contraste: Aquellos casos en los que debido al color del UAS sea similar a las tonalidades del entorno donde se realiza el vuelo pueden dificultar la visión del mismo durante el vuelo.
  • Superficie del terreno: Tal como comenté con anterioridad, hay que tener cuidado con los desniveles de la superficie del terreno, ya que podemos perder de vista el dron tras alguna colina, y no solo perderlo de vista sino también perder la conexión, lo cual supondría un problema mayor.
  • Y por último, el tamaño del dron, lógicamente, los drones más voluminosos son más fácilmente visibles para el piloto que los de menor tamaño, y es algo que espero demostrar con esta prueba. (Enseño el pro y el mini)

Haremos, pues, la prueba con dos drones de distinto tamaño para comprobar qué diferencias en cuanto a alcance visual podemos apreciar entre ellos:

El DJI Mavic pro, del tamaño similar al Air2, al Pro2 o Mavic 3, y el DJI Mini 2, el dron que se engloba entre los de características profesionales más pequeño que podemos encontrar en el mercado.

Resultados de la prueba

Primera prueba con drones del tipo Categoría C1 (Mavic Pro, Mavic Pro 2, Mavic 3…)

El alcance visual de este tipo de drones es aproximadamente de 700 metros, al menos en mi caso.

Segunda prueba con drones del tipo Categoría 0 (Mavic Mini, Mini 2…)

El alcance visual de los drones pequeños es de unos 500 metros.

Como podéis apreciar, dentro de unas condiciones visuales óptimas, el tamaño del Dron afecta y mucho a la correcta visualización del dron, por lo tanto, la distancia a la que podemos alejar los drones pequeños es mucho menor que la de los más voluminosos.

Seamos críticos ¿Vlos es por seguridad?

Pero bueno, seamos críticos con la normativa del alcance visual. ¿Acaso cuando volamos nuestro dron estamos mirándolo directamente? ¿O más bien estamos concentrados en la pantalla del móvil, observando aquello que el dron nos muestra en tiempo real mientras lo volamos?

¿Habéis hecho la prueba de intentar localizar visualmente vuestro dron, situado a 100 metros de distancia tras dejar de prestar atención a la pantalla del mando? Es prácticamente imposible localizarlo, a no ser que lo muevas mientras estás volando, y por lo tanto, dejes de prestarle atención en la pantalla del mando, que es lo importante para cumplir con un vuelo seguro… 

Yo entiendo que sería más importante el estudio del entorno de tu zona de vuelo antes que tener el dron permanentemente a la vista, seamos sinceros, mientras estás volando, tú, como piloto, no estás atento al contacto visual con el dron, sino a la pantalla que es la que realmente te asegura que tu vuelo es seguro, para evitar impactos con el terreno, o con otros objetos..

Es por esto que nunca he entendido muy bien lo del alcance visual. La tecnología actual nos permite alejarnos varios kilómetros de distancia, advirtiéndonos incluso de cuándo tenemos que retornar el dron en función de la batería restante… Está claro que tampoco tenemos la necesidad de alejarlo tanto, no tiene sentido, pero, ¿realmente tengo que desistir, por ejemplo, de volar mi dron a lo alto de la colina a 800 metros de distancia de donde estoy, donde se sitúan las ruinas del castillo que quiero grabar, porque por la distancia no lo veo directamente con mis propios ojos, aunque lo tenga localizado perfectamente por el GPS de la aeronave, y la tecnología lo permita de manera segura? 

Bueno, pues eso es el VLOS… Ahí lo dejo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − 10 =