Hola curiosos y curiosas de los drones…

Si has llegado hasta este post es porque eres piloto de drones, o quieres serlo. Si aún no eres piloto de drones y te estás informando sobre este maravilloso mundo, estate atento a estas situaciones que voy a describir, y espero que NO sirvan para que cambies de opinión. Si ya eres piloto, seguro que identificarás algunas de las situaciones que voy a numerar, porque te habrán pasado, o habrás oído que les ha pasado a conocidos tuyos.

10 SITUACIONES ESTRESANTES EN VUELOS DRONEROS

¿Quieres verlo en mi canal de YouTube? Aquí tienes el vídeo

Situación estresante número 1: “El prohibidor”.

El que te prohíbe volar drones

«Eh tú, qué haces, aquí no puedes volar ese chisme, esto es un lugar privado, voy a llamar a la guardia Civil.»

No me ha pasado aún, pero como piloto con bastantes horas de vuelo, es cuestión de tiempo…  

Como sabes, el espacio aéreo no nos pertenece a las personas, pertenece al Estado. Y mientras el organismo estatal competente en regular el espacio aéreo te lo permita, y cumplas con las normas establecidas en tu operación, tú puedes volar tu dron cumpliento con la ley, sin ningún problema. 

«El espacio aéreo es titularidad del estado, no tanto de cada uno de los propietarios del terreno, por lo que será éste quien vigile y sancione el uso del mismo»

Otra cosa es que establezcas tu lugar de despegue y aterrizaje en un lugar restringido, peligroso, protegido, etc… Pero el simple hecho de que sea un terreno privado, no es motivo suficiente para no poder volar tu dron.

Teniendo en cuenta que 94% del total de las fincas de España son de propiedad privada, ocupando un 70% de toda la superficie, imaginaros si lo añadimos a los CTRs y a los espacios protegidos, sería ridículo, no podríamos volar en ninguna parte…

(Fuente: https://www.lamarea.com/2019/09/02/de-quien-es-espana-los-duenos-de-la-tierra-el-agua-y-el-aire/

Aún así, si os pasa esta situación, mi consejo es no dar lugar a un enfrentamiento que no se resolverá en ningún caso de forma pacífica. 

Aterrizáis vuestro dron, le enseñáis la tarjeta de piloto, si la tenéis, y si no, aquí os la ofrezco gratis…,  y con total tranquilidad y armonía, dejadle claro que conocéis la legislación y que sí puedes volar porque no estás en un espacio restringido al vuelo de drones. 

Y eso, mejor irse porque seguro que será imposible razonar con el “prohibidor”. Pero tú y tu conciencia, tranquilos… 

Situación estresante Num. 2: El cazador

El cazador

Un cazador, escopeta en mano, se te queda mirando. 

Ya sé que no tiene que pasar nada, ni va ha pasar nada malo, pero imaginaros la estampa…

Es una situación muy parecida a la anterior, los cotos privados de caza no te prohíbe sobrevolarlos.

Mi consejo es en este caso es informarte bien del lugar de vuelo, de si es un terreno muy concurrido por cazadores y evitar los vuelos en épocas de caza o temporadas cinegéticas. Estad atentos si en el lugar escogido para el vuelo escucháis disparos de escopeta…

estoy seguro que el estrés que os generará el estar escuchando disparos evitará que voléis en ese lugar. Os lo digo por experiencia…

Como información interesante, os comento que está totalmente prohibido disparar a un dron, ni por creer actuar en legítima defensa, ni como argumento del derecho a la privacidad. En la descripción del vídeo os dejo algún enlace interesante sobre este asunto.

Enlace: https://www.xataka.com/especiales/puedo-derribar-drone-atento-a-que-dice-ley-1  

Situación estresante Num.3: El curioso y/o el pesado

«Hola, ostras que guay, ¿eso que es? ¿es un avión teledirigido? ¿Cuanto puedes alejarlo? ¿Puede subir muy alto?.  Es que me encantan estos gadget, no tengo ninguno pero estoy pensando en comprarme uno que he visto que cuesta 100 euros, ¿lo conoces? sí hombre, uno que sale en un anuncio de internet que dicen que es de un ingeniero que se salió de la multinacional y robó los planos y ha hecho el suyo propio, sí es uno chino me lo traen en 100 días por barco  desde Hong Kong…»

Como para ponerse a explicarle la Legislación de drones mientras estás operando… 

En estos caso hay que ofrecerle con mucho tacto y con amabilidad resolverle sus inquietudes, pero una vez que aterrices el dron, por aquello de que tienes que estar concentrado en tu vuelo, nada menos… 

Verás cuando le expliques al curioso de los gadgets todo lo que tiene que hacer para volar drones, cómo se le quitan las ganas en un plis…

Situación estresante Num. 4: Escuchas un helicóptero en las proximidades

Un helicótero, o una avioneta, o una nave espacial… Cuántas veces me habrá pasado…

Realmente no puedes esperar que no pase alguna aeronave tripulada cerca de tu zona de vuelo por el simple hecho de que no se haya publicado un NOTAM en ese lugar, los helicópteros de la Guardia Civil, de la Policía, los de salvamento, cualquiera de ellos pueden atravesar tu zona de vuelo sin previo aviso.

En el caso de escuchar o divisar una aeronave en las cercanías, tienes que hacer uso de un procedimiento operacional muy sencillo pero importante, la técnica OODA.       

Observar – Ver Opciones – Decidir – Actuar

Consiste básicamente en dirigir tu dron hacia ti a una altura de vuelo baja y mantenerlo así hasta que percibas que el helicóptero o la avioneta se han alejado. Y si tienes dudas, mejor aterrizar en una zona segura.

Tienes más información sobre la técnica OODA en otro video de mi canal, donde además se dio esta situación real….

Situación estresante Num. 5:  La bandada de pájaros

Estás volando y ves como se te cruza un vencejo a escasos centímetros del frontal del dron, la exclamación que esputas no es pequeña…

Los vencejos y las golondrinas son aves muy curiosas que se ven atraídas por los drones. Les encanta comer abejas y abejorros, …

y ¿sabéis que hace un ruido muy similar al del vuelo de las abejas, verdad? 

Ya no hablemos de las gaviotas o las rapaces, capaces de tumbar tu dron con la simple estela de aire que dejan al rozarlo. No les hace falta ni tocarlo…

Por eso es importante fijarse bien en el entorno antes de volar. Compartir el espacio aéreo en un lugar muy concurrido de aves puede ser motivo suficiente para desistir de volar tu dron.

Situación estresante Num. 6:  Estás volando y ves a una patrulla de la Guardia Civil

Da igual que estés en una operación totalmente en regla, cumpliendo la normativa, con tu registro de operador y tu seguro, cuando ves a la benemérita con tu mando en las manos y tu dron en el cielo, te da un subidón de adrenalina que a veces puede traducirse en ataques de pánico…

Mantente sereno, no te pongas nervioso porque puedes perder la concentración en el vuelo, y tener un accidente. Normalmente la policía y los agentes de la Guardia Civil tienen una formación mínima sobre la legislación en el tema de los drones, y no van a molestarte mientras estás volando a no ser que tengan dudas, o se conviertan en curiosos.

En este último caso se añadiría a esta situación estresante la situación estresante número 3, el agente de la Guardia Civil Curioso, 2×1…. Y ahí es cuando ya te da un soponcio…

Situación estresante Num. 7: Pérdida de señal

En una ocasión, me acuerdo que fue con el pequeño Spark, recién comprado, no solo perdí la conexión con el dron, sino que además el aparato se volvió totalmente loco e ingobernable. Finalmente aterrizé de emergencia como pude a escasos metros de un acantilado de los cortados de Mula, estuve a escasos 2 metros de perderlo para siempre…

Os prometo que esa fue una de las situaciones más estresantes de mis experiencias con drones. 

¿Y sabés lo que pasó? No hice ni puñetero caso a una advertencia de interferencias electromagnéticas de la que me estaba informando la aplicación de DJI. 

MAL…

fallos en la señalEs relativamente fácil perder la conexión con tu dron mientras estás volando. y puede ser por varios motivos, por interferencias, por obstáculos, porque lo has alejado demasiado, por un fallo en la aplicación…

Por suerte, la mayoría de los drones, los que llamamos semiprofesionales o profesionales, disponen de la utilidad RTH, o “return to home”. La vuelta a casa de toda la vida…

Si pierdes la señal con tu dron, mantén la calma, no te pongas nervioso…

Bueno, si no recuperas la señal, por suerte el dron volverá solo al lugar de despegue, solo tienes que esperar.

Situación estresante Num. 8: El olvido.

Llegas a tu lugar de vuelo después de recorrer 30 kilómetros para salir de cada uno de los 5 CTRs que te rodean como dragones al acecho, preparas el dron, el mando y cuando vas a conectar el móvil, CHA CHAAAAN, se te ha olvidado cargarlo y lo tienes al 8% de batería. 

Más que una situación estresante, es una situación de pura IRA, es horrible…

Situación estresante Num. 9: Las circunstancias inesperadas.

Excursionistas mientras vuelas el dronEs una situación parecida a la anterior, pero no eres tú el causante del fracaso de la operación, sino de las las circunstancias, del libre albedrío, la ley de Murfi. 

Llegas a tu lugar de vuelo, y no puedes sobrevolar la zona que tenías planificada porque en el lugar hay un grupo de senderistas de unas 20 personas disfrutando del paisaje…

Bueno, en este caso, siempre puedes volar sobre el descampado del otro lado de la ladera, lleno de matorrales secos y conejos… (sarcasmo)

Situación estresante Num. 10: Tienes dudas de si el vuelo cumple 100% con la normativa

  • Quiero volar en el embalse y hacer unas tomas bonitas de la presa…
  • Hay cables de alta tensión en tu zona de vuelo, podré volar por encima de los cables?…
  • La autovía está cerca, y no has mirado el Google Earth para asegurarte de los 150 metros de distancia…
  • Tienes tu dron de menos de 250 gramos y quieres volarlo en la plaza del pueblo, pero hay algunas personas, y no estás seguro de a qué se le llama concentración de personas…
  • Se acerca un parapente, pero eso no es una aeronave tripulada, tendré que aterrizar el dron o no?

Y así podría estar todo el día. 

Las dudas están ahí, y siempre te acompañarán. Y la legislación no lo pone fácil, a veces es poco clara y ambigua.

En estos casos tiene que imperar el sentido común. Lo importante es no poner nunca en peligro la integridad de otras personas e infraestructuras, y asegurarte de que tu vuelo es seguro, porque además, no querrás perder el dron.

CONCLUSIÓN

No siempre volar un dron es un disfrute, puede generar tanto estrés como una actividad tediosa. 

Un dron o un UAS es una aeronave, así lo dice la legislación, no es un juguete. Volar un dron requiere de mucha responsabilidad, y los pilotos debemos saber cómo actuar ante situaciones inesperadas, con calma y sin perder el control.

Pero cuando aterrizas después de gastar tu tercera batería, la satisfacción es tremenda. Ya estás deseando ver las tomas grabadas una y otra vez, editar las imágenes y compartirlas para mostrar a tus seguidores la belleza del paisaje que te rodea desde otra perspectiva diferente. Y no paras de pensar cuál será tu próximo vuelo. Es alucinante.

¿Conoces alguna otra situación estresante como piloto de dron que se me haya pasado? ¡Déjala en los comentarios!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 12 =