Parecieron mil los años transcurridos, pero no fueron mas que unos centenares de ocasos y amaneceres. Sólo hubo intentos de resarcir la ausencia. Ahora, nuevas ideas, junto con tecnología adquirida, obligan a volver a este inmenso Universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 12 =