La erosión muchas veces crea geomorfologías caprichosas. Las rocas blandas que presentan diferencias en la resistencia de sus estratos se erosionan con más rapidez en algunas zonas que otras, algo que ocurre en el talud de margas del río Mula a su paso entre Albudeide y Campos del Río (Región de Murcia).

Así se crean pinachos rocosos con formas que nos recuerdan a gigantescos penes. Hay muchos casos parecidos en nuestra geografía, como ocurre en la “ciudad encantada de Cuenca”, las chimeneas de las Hadas en Turquía o en las Gredas de Bolnuevo, aunque puedan generarse de manera distinta, todas tienen en común la resistencia de las rocas a los meteoros que las modelan.

Si quieres saber más sobre geomorfología, puedes visitar la cuenta de Facebook de Geomorfología para todos en https://www.facebook.com/Geomorfologia.Para.Todos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 6 =