Son muchos días otra vez desde la última vez que salí a volar con el dron y no quiero que las baterías se hinchen de no usarlas, así que finalmente me decido a salir a volar.

PERO HAY UN PROBLEMA: El CTR del Aeropuerto de San Javier y la Academia General del Aire (Murcia) me lo impide.

Si existieran más tipos de zonas restringidas al vuelo de drones, seguro que estarían dibujadas en esta parte de la geografía española.

Por eso, toca de nuevo buscar más en detalle alguna zona cercana donde poder volar sin restricciones ni peligros de ningún tipo, y, claro, en una operación de subcategoría A3, es decir, en medio de la nada, si es posible… Así de compleja es la vida del aficionado al vuelo de drones, una aventura en un mundo lleno de restricciones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =